04
Septiembre
2013

Alianza entre INIA Intihuasi y CEZA potenciará trabajos en viticultura regional bajo condiciones de estrés hídrico

En reunión sostenida entre ambas entidades, se acordó una alianza cooperativa que apunta a sentar las bases para futuras investigaciones en conjunto, además de seguir colaborando en la evaluación sobre el comportamiento de la vid a la escasez hídrica.

Uno de los acuerdos fundamentales logrados en la reunión sostenida entre las Instituciones de Investigación Científica, INIA Intihuasi y el Centro de Estudios de Zonas Áridas (CEZA), se tradujo en la colaboración para realizar dos ensayos en el Centro Experimental de INIA en Vicuña, que consisten en Conocer los efecto de la poda y las enmiendas de suelo sobre un parrón de uva de mesa Flame a la sequía y la Evaluación de diferentes estrategias de riego deficitario controlado sobre la rentabilidad del agua en un parrón Flame.

En estos ensayos participarán los investigadores de INIA Intihuasi, Antonio Ibacache y Claudio Balbontín, recientemente contratado en el Centro de Investigaciones como especialista en riego. Por parte del CEZA, los encargados de dar vida a estos ensayos serán Víctor Muñoz y Nicolás Franck, además de una Tesista del magíster en ciencias agropecuarias de la Fac. de Cs. Agronómicas de la Universidad de Chile, Aletia Montero. Además, se acordó seguir colaborando en la evaluación de la respuesta al estrés hídrico de genotipos naturalizados de vid, junto al Dr. Andrés Zurita, Subdirector de I&D de Intihuasi.

El objetivo fundamental que busca CEZA en esta alianza con Intihuasi es, a través de este proyecto, iniciar una colaboración concreta y activa con INIA que sirva para sentar las bases de futuras investigaciones en conjunto vía formulación de proyectos co-ejecutados y la co-guía de tesistas de la Fac. de Cs. Agronómicas de la Universidad de Chile.

Así lo manifestó Nicolás Franck, Director del Centro de Estudios de Zonas Áridas (CEZA), “la cooperación con INIA nos permitirá potenciar nuestra línea de investigación sobre los efectos de la sequía en los cultivos y frutales de la región, a través de la colaboración con investigadores cuyas especialidades son complementarias con aquellas con las que contamos en el CEZA. Por otro lado, la cooperación nos permite tener acceso a la estación experimental de Vicuña para realizar ensayos y al laboratorio de la estación para realizar análisis. Por nuestra parte, se facilitará el acceso para INIA al equipamiento científico del laboratorio de Adaptación de las Plantas a la Aridez (APA), al campo experimental Las Cardas y se abrirá la posibilidad de co-guiar tesis de pre y post-grado de la Universidad de Chile”.

En tanto, el Director Regional de INIA Intihuasi, Francisco Meza Álvarez, manifestó que “como hoy nos enfrentamos al cambio climático y una escasez del recurso hídrico cada vez más palpable, todo el mundo está convencido de que estamos frente a un déficit hídrico que pasa a ser permanente y, en este sentido, nos enfrentamos a un nuevo escenario que es trabajar con material genético de vides que puedan producir con menos uso de agua. En este punto, nace la oportunidad de interactuar con otros centro que trabaja en zonas áridas, como el CEZA”.

Comenta, además, que la reunión sostenida entre ambas instituciones, viene a confirmar algo que ya se había iniciado, en cuanto a la relación de cooperación entre ambas instituciones. “Los ensayos ligados a un proyecto FIC en esta línea temática de la vid en zonas áridas es un proyecto del CEZA, pero el material genético mayoritariamente lo tenemos nosotros y hay una sinergia en abordar, simultáneamente, este material genético para los ensayos que se pretende medir e investigar, así que es una muy buena noticia y acercamiento de los pares de investigadores para poder estudiar y tener más noción de a qué nos estaríamos enfrentando en zonas áridas y semiáridas para producir la viticultura que conocemos tradicionalmente”.

Fuente: INIA