07
Mayo
2013

Proyecto FIA ejecutado por el CEZA concluyó con seminarios y días de campo

Más de 100 personas asistieron a los seminarios, realizados por el CEZA en La Serena y Copiapó los días 16 y 17 de abril; y a los días de campo realizados también en las Regiones de Coquimbo y Atacama.

Profesionales, investigadores, agricultores y estudiantes se reunieron para conocer los resultados del proyecto “Prospección y desarrollo de germoplasma varietal de especies frutales de bajo requerimiento hídrico para aumentar la rentabilidad del agua en el norte chico“, cofinanciado por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), oportunidad en la que se interiorizaron en el manejo agronómico del granado, la higuera, la tuna, el tomate de árbol y la pitahaya.

 

En el encuentro, el Director del CEZA, Dr. Nicolás Franck, explicó la necesidad de cambiar la base de cálculo de los proyectos frutícolas en zonas áridas, señalando que: “La limitante en el norte chico no es la superficie (hectáreas), sino el agua. Debemos considerar la cantidad de agua disponible, ya que existen cultivos que capaces de producir más materia seca que otros con una misma cantidad de agua, es decir, son más eficientes en el uso del agua”.

Los frutales eficientes en el uso del agua –añadió el Prof. Franck- permiten que, con una misma cantidad de agua, se pueda regar una mayor superficie (una y media o cuatro veces mayor, dependiendo del cultivo).

“Son frutales que requieren menos agua para alcanzar su rendimiento potencial y que, además, presentan adaptaciones que les permiten tolerar la sequía, gran ventaja respecto de especies tradicionales. Al respecto, Nicolás Franck señala “Esto permite que ante una sequía tengamos la certeza de que la plantación podrá resistir y salir adelante cuando las condiciones sean favorables. El uso de estos frutales también permite destinar el agua a especies más sensibles en un escenario de escasez hídrica”, puntualiza el académico.

El Dr. Cristián Kremer, co-investigador del proyecto, expuso el tema “Uso eficiente del agua de riego: sistemas y herramientas de monitoreo”, poniendo énfasis en los factores a considerar para determinar la cantidad de agua a aplicar con el riego, las herramientas tecnológicas que existen para monitorear el agua en el suelo y la efectividad del riego, así como ejemplos de cómo el uso de estos equipos ha permitido reducir la cantidad de agua aplicada por riego sin reducir la producción en parronales y olivos de la Región de Atacama.

Posteriormente, el Dr. Franck realizó una charla sobre el manejo agronómico de la tuna y la higuera; el coordinador de actividades del proyecto, Ing. Agr. Víctor Muñoz, expuso sobre el cultivo del tamarillo y la pitahaya, y la Ing. Agr. Denisse Zamorano, profesional del CEZA, se refirió a las consideraciones técnicas más relevantes en el cultivo del granado.

Eficiencia en el uso del agua y tolerancia a la sequía: Experiencias en Chile
Este proyecto permitió demostrar que estos frutales presentan una mayor eficiencia en el uso del agua que los frutales tradicionales, es decir, son capaces de producir más materia seca (y más fruta) con una misma cantidad de agua.

También se comprobó que se trata de especies vegetales capaces de tolerar sequías absolutas de entre 35 a 70 días en pleno verano, pudiendo recuperarse satisfactoriamente luego de volver a regarlas. Esto es un antecedente importante, ya que las regiones de Coquimbo y Atacama están sufriendo una de las sequías más importantes de su historia y el abastecimiento hídrico para la próxima temporada es incierto. En este sentido, el frutal más tolerante a la sequía resultó ser la tuna (70 días), seguido por el granado (50 días), higuera (35 días) y tamarillo (35 días).

Germoplasma varietal evaluado y establecido en el norte chico
En Chile, la suma de la superficie cultivada de granado, higuera y tuna bordea las 2.000 hectáreas, siendo,respectivamente,Wonderful, Black Mission y verde criollaprácticamente las únicas variedades utilizadas. Sin embargo, existe un gran desarrollo de variedades de estas especies a nivel internacional y una biodiversidad local de interés, lo que motivó a incrementar y colectar nuevas variedades y/o clones nacionales y extranjeros.

En la actualidad, el CEZA cuenta con un banco de germoplasma de 60 variedades de higueras, 30 de granados y 20 de tunas establecidas en el Campo Experimental Las Cardas. Por su parte, a pesar de que en Chile no existen plantaciones comerciales de tamarillo y pitahaya,se logró recolectar material de 6 clones de tamarillo (tres que habían sido previamente importados desde Ecuador) y 10 clones locales de pitahaya encontrados entre la Región Metropolitana y la Región de Arica y Parinacota.
Cabe resaltar que la continuidad del estudio de los huertos piloto de la Región de Coquimbo será posible gracias a la adjudicación del proyecto “Validación de especies frutales de bajo requerimiento hídrico para aumentar la rentabilidad del agua en la Región de Coquimbo”, iniciativa cofinanciada por el Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC), del Gobierno Regional de Coquimbo.

Actualmente se está trabajando en la edición de un libro que recogerá los resultados de este proyecto de modo de ponerlos a disposición del público interesado.

Las presentaciones de los seminarios y material adicional relativo al proyecto se encuentra disponible en: www.provar.uchile.cl